domingo, 11 de octubre de 2009

yo solo estoy atada a tu frontera

En la inconsolable noche, tu voz aullando me guía, yo solo estoy atado a tu frontera... algo se acumula en mí, lo siento, ya no tengo remedio... yo solo estoy atado a tu frontera... ¿por qué tu corazón brilló sin parar y luego se detuvo allí? ¿por qué las estrellas giran, brillan y luego explotan? tus ojos son lunas, dos lunas, dos lunas que envuelven mi alma... yo solo estoy atado a tu frontera... amor, ya no temo morir, solo espero que Dios tenga tu gracia, yo siempre estoy atado a tu frontera... ¿y cómo derivó en hielo el amor? ¿y cómo ya no quieres volar? ¿cómo es qué prefieres quedarte dormida, en un mundo muerto? mi luz no existe, no existe, no existe... porque estuvo corriendo, siempre alrededor de tu frontera... si acaso las nubes violetas, se escapan formando mis huesos... será que estoy atado a tu frontera... ¿cuándo entenderás que así respira tu ambición tan loca? y es que vas a saber por fin, como evolucionó, tu sociedad, tu bien, tu pompa... vas a mirar por fin, como se capacitó tu corazón, creador de páramos... y vas a saber por fin, como evolucionó tu corazón... vas a salir a ver tu bolita de cristal, y así pulir y redondear tu idea...

No hay comentarios:

Publicar un comentario