viernes, 23 de octubre de 2009

fueron tiempos deliciosos.

aparece, empuña su belleza y la ciudad retrocede un instante...
yo lo miro desde el fondo del oleaje del recuerdo, de los besos que perdimos en combate
fuéron tiempos deliciosos, yo sé, la vida te da y te come
años de salir a revisar los bolsillos de la noche...
me decía: “usemos las estrellas de zaguán, ayudáme a ver el cielo”,
“al fin de cuentas todos somos causas perdidas, de la carne a los huesos”
y hoy ando acobardado de verlo así, con esa niebla en los ojos
“hace rato que nadie pasa por acá, colega, ¿te podrás quedar un poco?”
fueron tiempos deliciosos, yo sé, pero la vida te da y te come ...
¿será mucho pedir que el pasado venga mejor vestido y golpee antes de entrar?
hoy la memoria es un río traicionero y sin orillas donde uno no debiera pescar…
“te pido, no te ofendas si beso así, con este invierno en los labios...”
“es que hace mucho que nadie pasa por acá, colega, ¿me querrás querer un rato?” ..

No hay comentarios:

Publicar un comentario