sábado, 24 de octubre de 2009

a pan y agua

Mis doctores recetan sobredosis de olvido
y unas vacaciones pagas en aquel hospital
de los muñecos malheridos que no pueden ni comer ni dormir
pinochos que perdimos la risa y la nariz

Pero, ¿quién me va a llevar a mi cama? ¿dónde queda mi almohada?
hoy tus labios, bonita, me tienen a pan y agua.
somos tiburones ciegos, perdimos mucha sangre en el mar
mordiendo los anzuelos de la mediocridad

No hay comentarios:

Publicar un comentario