lunes, 12 de octubre de 2009

todo el tiempo


estás pero no estás seguro de saber si vienes o si vas, o si vas a volver. de repente tengo el corazón vencido por tu ausencia y de repente veo que volvés tus ojos hacia mí. prefiero desarmarme de alegría, es mucho lo que gano al darte todo. inevitable es que después de cada noche llegue el día, la risa y el dolor juegan del mismo modo. tengo todo el tiempo para dártelo, te vas y yo tan sólo veo que regresas. ya no siento miedo de esperarte amor; te vas con el recuerdo de mis besos. después de cada piedra del camino, después de cada prueba del destino, he descubierto que después de mil errores y experiencias ha florecido un nuevo amor del viejo amor que estaba ahí. prefiero destrabar todas mis llaves, soltar amarras de todas las naves; y si el verano se desgrana en el aroma de esos tilos, las uvas nunca han sido más que el dulce vino. tengo todo el tiempo para dártelo, te vas y yo tan sólo veo que regresas. ya no siento miedo de esperarte amor; te vas con el recuerdo de mis besos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario