domingo, 3 de octubre de 2010

ser o parecer

Dice mike tyson “tengo mucho amor para dar y muy poco para recibir” y algunos lo podemos entender al campeon reflexivo ; es imposible adivinar y compartir el sentimiento de la gente frente a nuestras canciones, en la solitaria escuchada o en los recitales ritualistas ; quizas haya que prestar mas atención a esta clase de realidades sutiles pero absolutamente reales, mucha gente respira emociones con la musica, encuentra en los textos pistas para explicar con palabras lo que vive, o laberintos poeticos de misterio donde apenas una palabra va a abrir un codigo para entender algo o instalarse en un nuevo estadio de la conciencia o la confusion ; sabemos que algo en las melodías y las armonias, en el canto y en la palabra, termina siendo un asunto de relativa importancia en la vida de los demas pero tambien lo olvidamos con frecuencia concentrados en nuestros propios mecanismos de musicos en vivo, tambien compartimos una i-realidad ambiental, una catarata de información insustancial que aparenta ser “lo que esta pasando” sin serlo en absoluto , incluso las mas legitimas preocupaciones nos distraen de lo que es la vida que termina convertida en aquello que ocurre mientras hacemos otras cosas (...)
















...

Me duermo cuando la oscuridad de la noche todavía me abriga. Puedo dormir hasta el mediodia y recuperar mis armonicos gastados por los viajes, los cantos y un catarro inevitable en estas primaveras tan londinenses ; un imprudente telefono me despierta a la nueve y media de la mañana para decirme que son las nueve y media de la mañana ; seguramente hay alguien que necesita despertarse a las nueve y media pero no soy yo, adivino maldiciendo que mi garganta suena a cucarachas cansadas sin el beneficio del descanso y el sueño, mitad despierto mitad dormido ya estoy haciendo planes para recuperar mis armonicos y llegar intacto a corrientes, dia por medio … intento seguir durmiendo … desayuno a las dos de la tarde con un café con leche, mis compañeros ya volaron hasta corrientes-taragüi, yo vuelvo a buenos aires ; en el aeropuerto (de santa fe) me encuentro con un historico cantante nuestro (que anoche cantaba tambien), claro que nos conocemos y nos sentamos a tomar un cortado, hablando de estudios asados, fonogramas y herencia … Yo me olvido por un momento de especular con mis virtudes vocales oxidadas ; subimos a un avion enano, donde apenas si entran las piernas (de uno) ; hace mucho ruido y de nuevo supongo que me equivoque de auriculares, los beat (de dr dre) son los auriculares de los futbolistas que prefieren concentrarse aislados del ruido del publico que los reclama; preferiria tener conmigo mis auriculares de silencio ; sirven para escuchar musica pero son perfectos para no escuchar nada ; el avion hace tanto ruido (es que viajamos a centímetros de una helice rabiosa) que el silencio seria balsamico … nunca encuentro un momento ideal para escuchar musica con headphones, sin embargo mi capsula de silencio habria sido util .. llego a buenos aires leyendo Barcelona y tomando un café como un contorsionista, buenos aires londontown, gris y fresca ; la panamericana todavía esta fluida a pesar de ser viernes a las seis de la tarde ; le pido una ultima vez suficiente dinamica a mi músculo cantor y me olvido del asunto hasta mañana.



















AC

No hay comentarios:

Publicar un comentario